Policía acudió a vivienda de hispana “suicida” en Georgia y encontró el cadáver descompuesto de su madre



La anciana llevaba varios días muerta en su casa.


© Hugh Hastings
La anciana llevaba varios días muerta en su casa.

Una hispana de 56 años deberá cumplir una sentencia de cadena perpetua por privar de los servicios médicos a su madre de 83 años y mantener el cadáver descompuesto de la anciana en la vivienda familiar en Georgia.

Amalia Elvira Ramírez fue condenada el viernes pasado a pasar el resto de sus días en la cárcel luego de que un jurado la declarara culpable de todos los cargos en su contra que van desde homicidio doloso, homicidio grave, explotación de un anciano y descuido de un anciano.

Amalia fue arrestada luego de que agentes de la Oficina del Sheriff del condado de Forsyth llegaran a la casa de su madre en Bridle Drive, en la ciudad de Cumming, el 6 de diciembre de 2018, por un informe que apuntaba a que esta le había confesado a un amigo fuera del estado que pensaba suicidarse.

Los oficiales se reunieron con Ramírez en la residencia, y, fue en ese momento, que descubrieron el cuerpo sin vida de Himilce Ramirez en un dormitorio.

El portavoz de la oficina del sheriff, Doug Rainwater, dijo que los uniformados inmediatamente percibieron el hedor a muerte.

“Tan pronto como entramos, el hedor de una persona muerta… era tan obvio en la casa; inmediatamente fuimos a donde estaba el olor y encontramos el cuerpo de la madre en la cama”, dijo Rainwater, según citado por Forsyth County News.

El cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición y habría permanecido allí durante días, probablemente semanas.

La asesina intentó disimular el mal olor con velas.

Una autopsia completada en el 2019 por la Oficina de Investigaciones de Georgia determinó que la causa de la muerte fue “homicidio por negligencia“.

En el cuerpo de la víctima, se identificaron úlceras de decúbito abiertas.

Tras la sentencia, Sandra Partridge, fiscal de distrito adjunto del condado de Forsyth, se mostró satisfecha con el desenlace del caso.

Fiscalía dice que logró hacer justicia

“Generalmente, cuando alguien es asesinado, hay una familia a la que le importa, pero no había nadie”, declaró Sandra Partridge sobre las condiciones en las que la anciana pasó sus últimos días.

“Fue un caso increíblemente triste y creo que, con nuestra población que envejece, esto puede ser algo de lo que veamos más. Los ancianos así son similares a los casos de los niños en el sentido de que son las personas más vulnerables. Creo que tuvimos justicia en la sala del tribunal para la víctima”, puntualizó.

John Rife, el abogado de la convicta, dijo que evalúan alternativas para que su clienta pueda evadir la sentencia de cadena perpetua.

“Bueno, respetamos el veredicto del jurado. No estamos de acuerdo con él, por supuesto, pero lo respetamos”, dijo Rife.

“Evaluaremos nuestras opciones durante los próximos días para apelar cuestiones y otras cosas que sean adecuadas y necesarias en un caso de esta magnitud y partir de ahí”, argumentó el abogado.

Rife planteó que la anciana supuestamente había rechazado previamente los tratamientos médicos, y que Amalia había cuidado a su madre en lugar de ignorarla, como probaron los fiscales.

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Ver artículo en El Diario NY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *