WAUKESHA, Wisconsin — Cinco personas murieron, y al menos otras 48 fueron heridas después de que el conductor de una camioneta todoterreno embistió a músicos, bailarines y espectadores durante un desfile navideño el domingo en los suburbios de Milwaukee.

Esto es lo que se sabe, y lo que aún no está claro, sobre la tragedia en Waukesha, Wisconsin.

La policía de Waukesha cree que Darrell E. Brooks, de 39 años, se metió con un Ford Escape granate al desfile de Navidad. El jefe de policía de la ciudad, Daniel Thompson, dijo que Brooks, quien tiene un largo historial de detenciones, fue arrestado cerca de la ruta del desfile y se cree que actuó solo.

La policía remitió a los fiscales cinco cargos de homicidio intencionado en primer grado.

Lo dijo el jefe Thompson. Brooks arrolló intencionalmente a la gente con su camioneta tras huir de una casa cercana en donde hubo una disputa doméstica que involucró un cuchillo. Los agentes de la policía estaban respondiendo la llamada de esa casa, aunque no persiguiendo a Brooks, cuando este se desvió hacia la ruta del desfile, dijeron las autoridades.

Las autoridades no mencionaron si consideraban que Brooks estaba intentando hacer daño a la gente mientras conducía por el desfile o si su objetivo era eludir a la policía. El jefe Thompson manifestó que no había indicios de que Brooks conociera a nadie que participara en el desfile, ni había indicios de que el incidente fuera un acto de terrorismo.

Las cinco personas que murieron en el ataque eran adultos mayores de 50 años, entre ellos tres miembros de las Milwaukee Dancing Grannies, un grupo de mujeres cuyas rutinas con pompones han sido durante mucho tiempo un elemento básico de los desfiles navideños locales.

Al menos 18 niños, que habían acudido a ver el desfile y a marchar en él, están entre los hospitalizados, diez de ellos están en cuidados intensivos.

Brooks había sido detenido en repetidas ocasiones en Wisconsin desde la década de 1990, acusado en distintos momentos de agresión y abuso doméstico y de resistirse a la policía. Este mes, según los fiscales de Milwaukee, atropelló intencionadamente a una mujer que conocía con una Ford Escape de color marrón. Los fiscales del condado de Milwaukee dijeron que se habían equivocado al recomendar una fianza de 1000 dólares en efectivo en ese caso.

El alcalde Shawn Reilly describió la marcha por Main Street como “un desfile navideño al estilo de Norman Rockwell” que ha sido un acontecimiento muy apreciado en Waukesha durante décadas, con bandas de música de escuelas secundarias y grupos de baile y políticos locales que recorren la ciudad. Los residentes estaban especialmente entusiasmados con la iteración de este año, después de que el desfile se suspendiera en 2020 debido a la pandemia de la COVID-19. Más de 60 participantes, desde el Departamento de Bomberos hasta el Club de Carros Antiguos de Waukesha y Santa Claus, se habían inscrito en el desfile.

“Ese desfile se convirtió en una pesadilla”, dijo Reilly el lunes. “Se perdieron vidas en medio de lo que debería haber sido una celebración”.

El jefe Thompson dijo que Brooks había estado involucrado en una disputa doméstica justo antes de introducir su carro en medio del desfile. Pero la policía no respondió a las preguntas sobre dónde tuvo lugar exactamente esa disputa, o por qué creen que Brooks había llegado a Waukesha.

En los expedientes judiciales, Brooks suele figurar con direcciones en Milwaukee, a unos 32 kilómetros al este de Waukesha. Se espera que se dé más información el martes por la tarde, cuando se tiene previsto que Brooks haga su comparecencia inicial ante el tribunal.

Mitch Smith cubre el Medio Oeste y las Grandes Llanuras de Estados Unidos. Desde que se unió al Times en 2014, ha escrito sobre violencia armada, oleoductos, política estatal y el debate nacional sobre las tácticas policiales. Está radicado en Chicago. @mitchksmith


Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *