La verdad es que, claro está, muchos de los nombres tienen una clara mayoría detrás de ellos. “Para los hombres, tal vez 20 o 22 jugadores serán evidentes para todos”, dijo. “Debatimos los últimos ocho o diez. Las reuniones pueden ser largas, dos o tres horas, pero necesitamos que todos se sientan orgullosos de la selección final. No se trata de la lista del jefe. Y no queremos olvidar a nadie: hace un par de años, calculamos que, entre nosotros, habíamos visto 1000 partidos o más ese año. Llegar a la lista es algo muy serio”.

En cuanto se llega a algo parecido a un consenso, a inicios de octubre, France Football envía su lista de finalistas a su jurado de más de 170 periodistas de todo el mundo (y también los anuncia en público) para que voten.

Es en este momento cuando cae el velo del secreto. Los jurados —uno por país— colocan sus cinco opciones, en orden, en lo que Ferré describe como un “servidor de correo electrónico privado”. Bajo la presión para revelar cuál es la forma que toma, puso reparos: el sistema es tan secreto que se rehusó a divulgar incluso su funcionamiento, solo mencionó que tan solo él y su secretario tienen acceso. Al resto del personal de France Football no se le informa nada.

“Somos muy cuidadosos”, comentó. “Pero la identidad del ganador del Balón de Oro es un gran secreto. No hay un equivalente en el resto del deporte, creo”. Sonó un poco dubitativo cuando se le comentó que el paralelo más inmediato eran, tal vez, los resultados de los Óscar.

El hecho de que caiga tanta responsabilidad en los hombros de Ferré, y su revista, no se le debería atribuir a un sentido inflado de su propia importancia. Tratan el Balón de Oro con seriedad porque saben cuánto significa con exactitud para los jugadores. Cuando Ferré llamó a Luka Modric, el ganador de 2018, para darle la noticia de que había ganado, el croata, “lloró como un niño”, recordó Ferré.

“Es la Navidad para ellos”, opinó. “Es la única oportunidad que tienes en un deporte de equipo para celebrar por ti mismo”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *