Memphis, en la jugada que supuso el penalti en el derbi ante el Espanyol.ALBERT GEA (Reuters)

Acostumbrado a delegar en Messi antes de que recalara en el PSG, falto de delanteros que marquen la diferencia después de una mala política de fichajes y lesionados Ansu Fati y Braithwaite, el Barça registra los peores números goleadores de la última década con 22 tantos en 18 encuentros si se computan los partidos oficiales de la Champions (dos goles en cinco citas) y de la Liga (20 en 13 partidos). Los datos son especialmente críticos en el torneo europeo a la espera del decisivo choque del día 8 de diciembre en Múnich contra el Bayern.

La cifra todavía cobra mayor importancia si se tiene en cuenta que Memphis Depay, el pichichi del equipo con siete dianas —tres de penalti— en la Liga, no se ha estrenado todavía en Europa pese a ser juntamente con el inglés Harry Kane el máximo artillero de la fase de clasificación europea para el Mundial de Qatar 2022. El azulgrana ha marcado 12 tantos en 10 partidos con la selección de Países Bajos que ahora dirige Louis Van Gaal, un entrenador que conoce bien el juego del Barcelona.

Xavi Hernández, el entrenador azulgrana, no reniega de Memphis. El delantero, a fin de cuentas, solo se ha perdido el último minuto del partido contra la Real Sociedad y un cuarto de hora frente al Dinamo de Kiev. Aun cuando solo ha marcado un tanto a partir de la hora de partido, Memphis es el futbolista azulgrana que más tiempo ha estado en la cancha por delante de Busquets, el jugador que marca el estilo, pieza capital para Xavi.

“Los movimientos de Memphis son espectaculares”, argumenta el técnico del Barça. “Pero hay que verlos en el momento justo”, agrega Xavi. La consigna por tanto es que los medios y los extremos se arrimen, sintonicen y se encuentren con el 9 del Barça. La clave está por tanto en la conexión y, sobre todo, en armar el último pase para poder rematar en las mejores condiciones, circunstancia que se ha dado poco en los últimos partidos, cuando se han repetido los fueras de juego de Memphis.

Asegurada la actitud en los duelos individuales y sabido que la defensa sabe presionar después de perder la pelota, el técnico pide “más atrevimiento” como pase previo al tiro, es decir “atacar al central en lugar de jugar para el extremo”. “Es una decisión que se da por el perfil de jugadores jóvenes que tenemos; también me pasaba a mí con 18 años. Intentas hacer lo correcto y lo fácil cuando tenemos que apuntar a la excelencia”, subraya Xavi.

Al entrenador le ocupa más facilitar el vínculo del delantero neerlandés con los volantes, encontrar el timing del pase y la recepción, que buscar alternativas en ausencia de Braithwaite. El danés ha desvelado que el técnico le reserva un papel importante para cuando vuelva al equipo en enero una vez recuperado de la operación a la que fue sometido en septiembre después de protagonizar un excelente arranque de temporada en el partido contra la Real.

No hay sitio en cambio para Luuk de Jong, el ariete incorporado como cedido del Sevilla a petición de Koeman. El delantero neerlandés totaliza curiosamente más remates —seis— que su compatriota Memphis —cinco— en los cinco partidos de la Champions. El tercero es el también lesionado Ansu Fati con cuatro, autor además del gol decisivo en Kiev; el segundo goleador es Piqué, protagonista también contra el campeón de Ucrania.

Del tridente al falso 9

No le queda más remedio al Barcelona que cambiar los mecanismos del juego de ataque después de la partida de Messi, el jugador que condicionaba y absorbía el fútbol ofensivo, también el que capitalizaba el pichichi. Igualmente extraña los tantos de Luis Suárez y de Neymar, incluso los de Griezmann, cuando los delanteros concentraban la dinamita azulgrana o se discutía sobre la figura del delantero centro o del falso nueve.

El solista no funciona después de que se deshiciera el tridente y se separara más tarde el dúo Messi-Griezmann, que sumó 58 goles la pasada temporada, el 47% de los tantos del equipo. Y si se comparan los números de un ejercicio a otro después de 18 jornadas, el equipo totaliza 17 dianas menos: 39 por 22. El reto de Xavi es por tanto lograr que Memphis se perfile bien y no a destiempo para combinar con los extremos y los volantes Gavi, Nico, Busquets y De Jong.

Busquets (1), Coutinho (1) y Sergi Roberto (2) son los únicos centrocampistas que han marcado mientras que los delanteros totalizan 15 tantos: Memphis (7), Ansu (4), Braithwaite (2) Kun Agüero (1) y Luuk de Jong (1). Los defensas Piqué (2) y Araujo (1) completan los 22 goles, 20 en la Liga, el peor registro en la competición doméstica desde la temporada 2003-2004, 20 menos que en el primer curso de Pep Guardiola en el banquillo (2008-2009), y cuando en 2012-2013 contabilizaban hasta 43.

El Barcelona va por detrás en número de goles del Madrid, Atlético, Sevilla, Betis, Rayo y Valencia en la Liga y jamás en su historia había marcado solo dos en la Champions en sus cinco primeros envites. Los números no preocupan tanto a Xavi como las sensaciones: “Hay que saber atacar bien, ser más osados, asociarnos mejor, descifrar donde están los espacios y cómo se generan”, insiste el entrenador antes de visitar al Villarreal (21.00, Movistar).

Las opciones de mejora en invierno dependen del Manchester City y del límite salarial que maniata al Barça. Las opciones son Sterling y sobre todo Ferran Torres, dispuesto a recalar en el Camp Nou si ambos clubes llegan a un acuerdo y el contrato es bendecido por LaLiga. Nadie menciona al Kun Agüero y todos insisten en Memphis, protagonista del gol ante el Espanyol.

Votación telemática por el Camp Nou y acuerdo con Koeman

El referéndum para aprobar o rechazar la financiación del Espai Barça, la remodelación del Camp Nou y la zona deportiva, se celebrará el próximo domingo 19 de diciembre y, por primera vez en la historia del club, la votación será por vía telemática abierta prácticamente a la totalidad de socios. La pregunta de la consulta, de carácter vinculante, será: “¿Ratifica la decisión de la Asamblea de Compromisarios —del 23 de octubre— a autorizar a la Junta Directiva para que realice las actuaciones necesarias para conseguir financiación para el proyecto Espai Barça por un importe que no supere los 1.500 millones de euros?”.

El acto de votación se celebrará desde las 9.00 a las 21.00 y se podrá realizar a través de cualquier dispositivo (teléfono móvil, tableta u ordenador). Los socios con derecho a voto que cumplen los requisitos exigidos, entre los que figura tener un año de antigüedad, son 110.159 de los 142.038 que tiene el club —el censo electoral se cerrará el 7 de diciembre—. La exposición al público sobre la remodelación del Camp Nou y su entorno quedará abierta a partir de hoy.

El Barcelona, por otra parte, llegó a un acuerdo amistoso con Koeman sobre el finiquito a percibir después de que el técnico fuera despedido el 28 de octubre. El club trató de cerrar la operación en ocho millones frente a los 12 que figuraban en el contrato. La cifra final pactada es de unos 10 millones, cantidad que se redondeará con los despidos de sus ayudantes, Alfred Schreuder y Henrik Larsson. El Barça, mientras, intenta reincorporar al doctor Ricard Pruna a petición de Xavi.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *