El Gran Colisionador de Hadrones ubicado en Suiza ha dado pie a otro importante avance en el mundo científico: por primera vez se detectaron unas esquivas partículas llamadas neutrinos, que por sus características particulares son muy difíciles de observar.

Los neutrinos son partículas subatómicas, con una masa pequeña y similar a la de un electrón, pero sin carga eléctrica; debido a esto último, detectarlas es un gran desafío para los estudiosos. Pero los científicos a cargo del proyecto aseguraron que se detectaron seis interacciones de neutrinos durante la prueba, lo que constituye un gran hallazgo ya que hasta ahora no se habían visto en un colisionador de partículas.

“Este es un paso adelante para poder entender de mejor manera los neutrinos y el rol que juegan a lo largo del universo”, explicaron al sitio Phys los autores de un paper publicado recientemente.

Getty Images

El proceso para detectar los neutrinos es similar al del revelado de fotografía análoga. En este caso, se aplica lo que llaman un detector de emulsiones que, al ser desarrollado en un proceso posterior en el cual se exponen las diversas capas que lo componen, permite observar cómo los neutrinos interactúan dentro del colisionador.

Estas seis interacciones detectadas son solo el comienzo de un proyecto más ambicioso que se llevará a cabo en el mismo Gran Colisionador de Hadrones, y con el cual los científicos esperan detectar más de mil interacciones de neutrinos. El proyecto comenzará en 2022 y de acuerdo a los investigadores del equipo llamado FASER, tales neutrinos serán “los de mayor energía que jamás han sido producidos por experimentos humanos”.

Por fortuna, el descubrimiento de estas partículas en el Gran Colisionador de Hadrones no puso en peligro al planeta Tierra ni nada por el estilo.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *