Centro Canalejas Madrid, la sociedad que gestiona el macrocomplejo de lujo del centro de la capital, salió de pérdidas en 2020 y ganó 22,4 millones de euros. La empresa entró en beneficios tras la venta de 22 apartamentos de las llamadas Four Seasons Private Residences por 93,5 millones, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Los accionistas de la compañía —OHL (hoy OHLA) y la firma de inversión inmobiliaria Mohari— se vieron obligados a realizar una aportación adicional de 660.000 euros a los fondos propios de la sociedad para financiar los retrasos en la apertura del hotel Four Seasons y del complejo comercial a causa de la pandemia, que generaron sobrecostes en nóminas o suministros.

Los dueños del emblemático kilómetro cero del lujo de Madrid hacen en sus cuentas anuales un repaso a los daños que les provocó el año de la pandemia. Y, según lo relatado, redujeron sus ventas, pero salieron bastante airosos del año de la crisis. La covid-19 les obligó a aportar más fondos y a presentar un ERTE para 78 de sus 81 trabajadores, pero no implicó deterioro alguno de sus activos ni en la atención de sus obligaciones financieras. Es más, la compañía que ostenta el complejo residencial, comercial y hotelero ubicado cerca de la plaza del Sol dejó atrás los números rojos de 6,3 millones de euros con los que había cerrado 2019.

La empresa pudo zanjar el año pasado la operación de venta de 22 viviendas de superlujo gestionadas por Four Seasons por 93,5 millones de euros, de los cuales ya había ingresado un anticipo de 22,5 millones de euros en 2019. Es decir, vendió los pisos a un precio medio de 4,25 millones de euros. Además, se desprendió del local que tiene arrendado al Santander por un importe neto de 18,7 millones de euros. En cambio, la sociedad solo tuvo que anotarse un deterioro de 186.000 euros por el desalojo de las oficinas que había usado en régimen de alquiler para comercializar el proyecto y organizar las actividades previas a la apertura del Four Seasons.

Retrasos en la apertura de la galería

La pandemia, en realidad fue un traspié porque retrasó el calendario previsto por la sociedad. Si bien la compañía contemplaba abrir el Four Seasons el 15 de mayo, finalmente se vio obligada a esperar hasta el 25 de septiembre. También tuvo que demorar el arranque de la explotación de la galería comercial, que debió haber puesto en marcha en el primer trimestre de 2021. Según las cuentas, lo hará entre finales de este año y el primer semestre de 2022: primero se abrirá el espacio destinado a gastronomía —el llamado Food Hall estaba previsto para este miércoles— y, luego, los locales comerciales de las dos otras plantas

La empresa también admite que el estado de alarma supuso la demora del cierre de acuerdos con las marcas de lujo cuyos contratos se estaban negociando cuando estalló la pandemia. Todos esos retrasos explican los sobrecostes que tuvieron que sufragarse con esa aportación a los fondos propios y que corresponden a nóminas del personal, el alquiler de las oficinas técnica y comercial, suministros, comunicaciones y honorarios para consultores. “En este contexto, la sociedad ha registrado unos volúmenes de ventas derivados de la explotación inferiores a los estimados inicialmente”, admite la compañía.

El proyecto, ubicado entre las calles de Alcalá y Sevilla, se puso en marcha en 2012, cuando OHL se hizo con siete inmuebles históricos que pertenecían a sedes bancarias para crear un megacomplejo de lujo, con 22 apartamentos, una galería comercial de grandes marcas y restaurantes, además del primer Four Seasons de España.



Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *