El buen patrón, de Fernando León, y la serie Hierro, creada por Pepe Coira, han sido, en cine y en televisión, respectivamente, las grandes ganadoras en los 27º premios Forqué, que entregan los socios de Egeda, la entidad de gestión de derechos de los productores españoles del audiovisual. Con su triunfo, la sátira sobre el mundo laboral de León se postula como máxima favorita a los Goya: desde 2015, por ejemplo, solo no han coincidido en 2020, cuando en los Forqué ganó La trinchera infinita y en los Goya la mejor película fue Dolor y gloria. Además, El buen patrón tiene desde hace unos días el récord de candidaturas, 20, en los premios de la academia de cine.

En el apartado de interpretación en cine Javier Bardem se llevó el premio al mejor actor por su Julio Blanco, el dueño de una fábrica de básculas que maneja como si fuera su propia familia, y Blanca Portillo por su recreación de Maixabel Lasa, la política y activista vasca que abrió un camino de reconciliación al entrevistarse con los asesinos de su marido, Juan María Jáuregui, en la película de Icíar Bollaín Maixabel. Otros dos premios que parece que se repetirán en dos meses en la entrega de los Goya en Valencia. El drama de Bollaín también se llevó el galardón al Cine en educación y valores.

La sorpresa llegó en el premio a mejor documental, que ganó 100 días con la Tata, de Miguel Ángel Muñoz, que cuenta la especial relación del actor con su tía bisabuela, que cuidó de él de pequeño y con la que vivió el confinamiento provocado por la covid-19. Muñoz subió muy emocionado al escenario, y dedicó el premio a su tata, Luisa Cantero, que ya ha cumplido 97 años y que le observaba desde primera fila.

Candela Peña y Darío Grandinetti, en el último capítulo de ‘Hierro’.Movistar +

El galardón a la mejor película latinoamericana lo obtuvo la mexicana Noche de fuego, de Tatiana Huezo, que se llevó tres galardones en el pasado festival de San Sebastián, y que es la candidata por su país a los Oscar. No estará en los Goya, porque para estos premios México ha enviado a Los lobos. El mejor cortometraje fue El monstruo invisible, de Javier y Guillermo Fesser. La medalla de Oro homenajeó la carrera de José Antonio Félez, cofundador de Atípica Films, productor detrás de, como bien recordó Enrique Cerezo, presidente de Egeda, “obras tan conocidas como AzulOscuroCasiNegro, El bola, La isla mínima, La peste, Primos o El hombre de las mil caras”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

En televisión, Javier Cámara, por Venga Juan, y Candela Peña, por Hierro, se llevaron los premios de interpretación. Hierro, creada por Pepe Coira, obtuvo además el galardón a mejor serie, con lo que triunfó en ese apartado de los galardones. Curiosamente, a inicios de octubre los premios Platino, entregados por los productores latinoamericanos, galardonaron también a Cámara y a Peña, aunque en esa ocasión fue por su trabajo en el cine.

La gala, que se celebró en el madrileño Palacio del Ifema, estuvo repleta de estrellas y de autoridades, y presentada por la actriz Marta Hazas y la peridista Elena S. Sánchez. Y como homenaje a Madrid, la ciudad que albergaba la ceremonia por tercera ocasión consecutiva, se dedicó a los ochenta, y a la Movida, por lo que actuaron Alaska, Burning, Danza Invisible, La Frontera, La Guardia, Los Secretos, Mikel Erentxun, Modestia Aparte, Tennessee o Trogloditas, con muy desigual resultado. Mejor estuvo Javier Gurruchaga, como tercer presentador.



Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.