LaLiga ha solicitado un crédito extra de 400 millones de euros al fondo de inversión CVC, según ha podido saber EL PAÍS y han confirmado fuentes de la patronal, que también aseguran que solo se activará en caso de que la inmediata judicialización que se avecina paralice el acuerdo. Fuentes conocedoras de la operación cifran el precio de esta financiación en el 6%, mientras que LaLiga asegura que el coste está por debajo de ese interés y que no requiere de garantías, aunque se niega a facilitar el precio exacto de la operación.

Este crédito no está incluido en el Proyecto Impulso, ratificado el viernes por la mayoría de la asamblea de LaLiga, con 37 votos a favor, cuatro en contra (Real Madrid, FC Barcelona, Athletic Club e Ibiza) y una abstención (Real Oviedo). Ese acuerdo con el fondo CVC abre la posibilidad a los clubes de acceder a una inversión de 1.994 millones de euros a cambio del 8,2% de los beneficios que genere la comercialización de la competición (derechos audiovisuales, digitales y del resto de negocios) durante los próximos 50 años.

En la nota oficial de LaLiga que enunció el viernes la ratificación del acuerdo, también se decía que “la primera inyección económica, de 400 millones, llegará a los clubes en unas semanas y podrán iniciar sus proyectos de mejora de infraestructuras, digitalización e internacionalización, entre otros”. Pese a que el acuerdo aprobado incluye una remesa precisamente de 400 millones, no determina el momento exacto en que esa cantidad podrá llegar de manera efectiva a los clubes, algunos de los cuales ya han comprometido alguno de esos importes. En su nota, LaLiga hacía referencia a que los clubes podrían disponer de esa primera partida de dinero “en unas semanas”. El acuerdo con CVC estipula que el 70% del total que reciba cada club debe ser destinado a infraestructuras, el 15% a pago de deuda y el otro 15% a contrataciones de jugadores.

Las fuentes consultadas en la patronal sostienen que el crédito extra de 400 millones concedido por el mismo fondo CVC está destinado a asegurar que el dinero comienza a llegar a los equipos ante la previsión de que el acuerdo se judicialice y pueda paralizarse. En la patronal entienden esta operación como normal ante la necesidad de protegerse.

Querellas criminales

Frente al aprobado Proyecto Impulso, Real Madrid, Barcelona y Athletic habían propuesto una alternativa denominada Proyecto Sostenible. Este plan alternativo consistía en un préstamo otorgado por JP Morgan, Bank of America y HSBC y proporcionaba a los clubes la misma cantidad de dinero, 1.994 millones de euros, a devolver en 25 años en condiciones más ventajosas, según explicó la terna de clubes. Según fuentes conocedoras de los planes de los tres clubes rebeldes, estos pedirán este mismo lunes o martes, por la vía civil, medidas cautelares contra la ejecución del acuerdo aprobado el viernes en la asamblea de LaLiga. Además de eso, los tres clubes abrirán también la vía penal mediante una querella criminal que ultiman y que planean presentar contra CVC; contra el presidente de LaLiga, Javier Tebas; y contra Javier de Jaime, responsable del fondo de inversión en España. En paralelo, estudian la nueva operación del crédito extra de 400 millones, y fuentes cercanas a ellos aseguran que contemplan también la opción de demandar a LaLiga por un movimiento que consideran que también los endeuda como parte de la institución.

La Federación Española de Fútbol, aliada de los tres clubes opositores al pacto con CVC, también ha anunciado en varias ocasiones que denunciará ante la justicia el pacto si considera que puede repercutir en el dinero que recibe por la explotación de los derechos de retransmisión del fútbol. El ente federativo también comparte que existe fraude de ley en el acuerdo con el fondo británico. En LaLiga insisten en que existe riesgo cero de que la judicialización del pacto provoque que CVC rompa el acuerdo y anunció este domingo mediante una nota que el contrato se ha firmado.

Relevent oferta por los derechos de televisión para revenderlos

Relevent Sports Group, el gigante estadounidense de la comercialización, organización y explotación de eventos de fútbol europeo en Asia y América, será uno de los concurrentes al concurso de los derechos televisivos de LaLiga. Este lunes se conocerán las ofertas presentadas mediante la apertura de sobres en el Consejo Superior de Deportes. Según fuentes del mercado televisivo, Relevent, socio de LaLiga en diversos acuerdos en América, ofertará por cinco temporadas. Hasta ahora, los periodos de comercialización abarcaban solo tres campañas. Si resultara adjudicatario del concurso, Relevent pondrá LaLiga a disposición de todas las plataformas de distribución de contenidos a través de una licencia no exclusiva, así como de una oferta de servicio OTT, con el objetivo de democratizar el acceso a los contenidos del campeonato español. Los estudios señalan que Movistar y Orange, actuales tenedores de los derechos, solo copan el 55% de los abonados a la televisión de pago en España.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *