Aragón tiene puesta toda su atención en el caudal del río Ebro, cuya crecida ha alcanzado picos preocupantes tras el temporal de lluvias provocado por la borrasca Barra que ha azotado durante los últimos días al norte de España. La delegada del Gobierno en la comunidad, Rosa Serrano, ha asegurado que, ante la previsión de que el punto máximo de la crecida llegue esta medianoche al municipio aragonés de Novillas, se están preparando “para lo peor” con el objetivo de evitar el mayor número de afecciones en las localidades. El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha coincidido con Serrano en que todo está previsto y planificado para abordar la peor situación posible.

En Novillas, el primer pueblo de la ribera del Ebro de Aragón, el volumen de la crecida alcanza los 2.662 m3/s y una altura de 8,5 metros, ya por encima de la última gran avenida de 2015. Las autoridades han evacuado a 55 vecinos de 23 viviendas de la calle Pablo Herraez ante la llegada del punto máximo de la crecida del río. Cruz Roja ha montando albergues provisionales con camas para 200 personas en cada uno, aunque por el momento los vecinos han podido realojarse en otros puntos del municipio. La Unidad Militar de Emergencias (UME) trabaja a ritmo frenético para reforzar la protección y evitar en lo posible los daños por el desbordamiento del cauce en el término municipal. “No se sabe lo que puede llegar a venir”, reconoce el alcalde de Novillas, Abel Vera.

La crecida del Ebro afecta también a la ciudad de Zaragoza, donde los agentes de la policía local han desalojado la zona de Doña Sancha como prevención ante la llegada del agua. Fuentes del consistorio zaragozano indican que también se evacuó la parte baja de Alfocea. Además, las áreas urbanizadas de Casetón y Torre Villarroya en Movera también están siendo evacuadas, con la previsión de que la crecida finalice el lunes.

Navarra ha sido otra comunidad autónoma especialmente afectada por la crecida del Ebro. En Tudela, una veintena de calles del casco antiguo han amanecido completamente anegadas debido al desbordamiento del río Ebro a su paso por la ciudad. El agua ha alcanzado más de un metro de altura y los vecinos se han visto obligados a quedarse en sus domicilios. Aquellos que tengan que salir de sus viviendas deberán utilizar las barcas que está ofreciendo Protección Civil. La punta de la crecida, según ha informado el Jefe de la Policía Local, Juan Cruz Ruiz, se esperaba para las 9:00, momento en el que el sistema de medición instantánea de la Confederación Hidrográfica del Ebro ha registrado 2.169 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,97 metros. El Jefe de la Policía Local ha señalado que esperan que “a partir de ahora la situación se tranquilice durante unas horas antes de que comience a descender el caudal”.

Este domingo los equipos de rescate han recuperado el cuerpo sin vida del hombre de 61 años que desapareció el viernes cuando conducía su furgoneta desde su domicilio en Elizondo y que fue hallado el sábado en el río Bidasoa a la altura de Lesaka. La Policía Foral de Navarra informó de que los bomberos habían localizado el vehículo con el cadáver dentro, pero las malas condiciones imposibilitaban el rescate, que han reanudado y completado este domingo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El fallecimiento de esta persona eleva a dos los muertos por el temporal. El viernes, una mujer de 49 años falleció en Sunbilla (Navarra) al desprenderse el cobertizo de un caserío. El inmueble afectado se encuentra en una zona rural y aislada, próxima al río Bidasoa, aunque en una cota superior a su cauce, que en esos momentos llevaba un gran caudal de agua por las intensas lluvias y el deshielo de las últimas horas. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha anunciado este domingo que solicitará al Estado la declaración de área de desastre natural, lo que permitiría acceder a las ayudas que conceden tanto el Estado como la Unión Europea para este tipo de situaciones. La presidenta ha convocado para el lunes a los ayuntamientos de 74 municipios que han registrado daños a causa de los desbordamientos para realizar una evaluación conjunta de los daños, según ha explicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

En La Rioja, las autoridades han desactivado este domingo el Plan de Emergencia previsto para estos días ante la crecida del Ebro a su paso por la región y por las inundaciones y desbordamientos que se han producido en diferentes localidades riojanas cercanas al río. Protección Civil ha tomado esta decisión a la vista de los aforos del río Ebro a las 09.00 de este domingo en Miranda, Logroño, Mendavia y Castejón, todos ellos a la baja.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *