El fiscal Yves Bertossa ha cerrado su investigación sobre los 100 millones de dólares (88 millones de euros, al cambio actual) pagados por Arabia Saudí al rey emérito Juan Carlos I. El magistrado ha dado a conocer su decisión a las partes durante una audiencia este lunes, según ha publicado el diario Tribune de Genève a partir de fuentes conocedoras del proceso.

En este caso, había cuatro acusados de blanqueo de capitales por haber gestionado o participado en la transferencia de fondos de Juan Carlos de Borbón. Son el administrador de la riqueza del rey emérito en Ginebra, Arturo Fasana; su abogado en Ginebra, Dante Canónica; la antigua amante del soberano, Corinna Larsen; y el banco Mirabaud. Todos están ahora exonerados.

[Noticia de última hora. Habrá actualización en breve]

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Source link



Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *