La exministra de Integración e Inmigración danesa, la liberal Inger Stojberg, ha sido condenada este lunes a dos meses de prisión incondicional por ordenar la separación ilegal de parejas de refugiados. Stojberg decidió en 2016 que se aplicara una regla, sin posibilidad de excepciones, por la que todas las parejas de solicitantes de asilo en las que uno fuese menor de edad debían ser separadas y alojadas en lugares distintos.

La mayoría del tribunal especial que ha juzgado el caso (25 de 26 jueces, la mitad del Supremo) consideró probado que Stojberg, a través de un comunicado de prensa, impuso al menos durante un mes, de febrero a marzo de 2016, una práctica que viola la Convención Europea de Derechos Humanos y las leyes danesas. La medida afectó a 23 parejas, la mayoría compuestas por personas de edades similares, aunque Stojberg había denunciado en su día que había muchas formadas por niñas y hombres mayores.

“Acepto la pena, pero lo hago sin agachar la cabeza. Estoy muy sorprendida. Hoy han perdido los valores daneses”, ha dicho tras conocer la sentencia. La condena no es recurrible, aunque podrá cumplirla sin ir a prisión, con una tobillera electrónica, al ser inferior a seis meses. Stojberg anunció en febrero de 2016, en medio de la crisis de refugiados en Europa, la orden y llamó expresamente a la Dirección General de Extranjería para que ejecutase sus instrucciones.

Es el resultado del primer juicio político que se celebra en tres décadas en Dinamarca y la sexta ocasión en 171 años que el país celebra un juicio equivalente al proceso de destitución o impeachment en Estados Unidos, que contempla una pena máxima de dos años y en el que solo se ha dictado condena en dos casos. El histórico proceso fue aprobado en enero pasado, siguiendo el dictamen de una comisión parlamentaria, por la amplia mayoría de la Cámara.

Tras ganar una pareja de origen sirio el caso en los tribunales, el Defensor del Pueblo abrió un expediente y concluyó que Stojberg había ignorado las advertencias de su departamento sobre una posible ilegalidad, la misma resolución a la que llegó después una comisión parlamentaria. Esa decisión provocó la dimisión como vicepresidenta liberal y la salida del partido de Stojberg, sobre cuya acta de diputada deberá pronunciarse el Parlamento.

Voces prominentes del ultraderechista Partido Popular Danés, tercera fuerza parlamentaria, la han invitado en las últimas semanas a ingresar en sus filas y participar en la lucha por dirigir una formación en horas bajas y cuyo líder dimitió hace un mes. Stojberg fue la cara visible de la línea dura en inmigración del Gobierno de derecha (2015-2019), lo que la convirtió en figura muy controvertida y popular en Dinamarca, con polémicas leyes como la de confiscar bienes a los solicitantes de asilo y sus ataques a los inmigrantes en redes sociales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El último precedente de juicio político data de 1995, cuando el exministro de Justicia conservador Erik Ninn-Hansen fue condenado a cuatro meses de prisión incondicional por negar la reagrupación familiar a refugiados tamiles, un caso que años antes había causado la dimisión del Gobierno del también conservador Poul Schlüter.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *