Vicente Fernández nació el 17 de febrero de 1940 en Huentitán El Alto, Jalisco, en el centro-oeste de México. Su padre, Ramón Fernández, era ranchero y su madre, Paula Gómez de Fernández, se dedicó al hogar y a criar a su hijo.

Creció viendo películas en las matinés protagonizadas por el cantante mexicano de música ranchera Pedro Infante, quien fue una influencia temprana para él. A los 8 años recibió su primera guitarra y comenzó a estudiar música folclórica. Dejó la escuela en el quinto grado y más tarde se trasladó con su familia a Tijuana tras la quiebra de su negocio ganadero. En 1999 reveló a Los Angeles Times que aceptaba cualquier trabajo que pudiera, de albañil, limpiabotas e incluso lavaplatos.

“Siempre he dicho que he llegado a donde estoy no por ser un gran cantante, sino por ser terco, tenaz y testarudo”, comentó Fernández.

Frecuentaba una plaza de Guadalajara llamada Plaza de los Mariachis, donde actuaba a cambio de propinas, según declaró a Los Angeles Times. Su carrera despegó después de ganar un concurso llamado La Calandria Musical cuando tenía 19 años, dijo en una entrevista de 2010 para KENS 5 de San Antonio. Se mudó a Ciudad de México, donde cantaba en un restaurante y en bodas, y tocó sin éxito a las puertas de las compañías discográficas locales.

Poco después de la muerte en 1966 de Javier Solís, uno de los cantantes mexicanos más populares, especializado en boleros y música ranchera, los sellos discográficos lo buscaron. Fernández grabó entonces sus primeros discos, que incluían éxitos como “Volver, volver” que lo llevaron a un nivel de fama que nunca imaginó, según le dijo a KENS 5. Luego vendrían otros éxitos, como “El rey” y “Lástima que seas ajena”.

“Cuando empecé mi carrera, siempre tuve la confianza de que algún día lo lograría, pero nunca imaginé que llegaría a las alturas en las que el público me ha colocado”, afirmó Fernández.

Las declaraciones públicas que hizo en sus últimos años en ocasiones lo metieron en problemas, como cuando dijo en una entrevista en 2019 que había rechazado un trasplante de hígado porque temía que el órgano donado pudiera ser de una persona homosexual o un drogadicto. A principios de este año, pidió disculpas después de que lo captaron en un video tocando el pecho de una de sus seguidoras sin su consentimiento mientras posaban para una foto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *