En el Reino Unido ha ocurrido la primera muerte de un paciente infectado con la variante ómicron del coronavirus, ha anunciado el Primer Ministro de Inglaterra Boris Johnson.

En sus declaraciones, Johnson indicó que es momento de que el mundo deje de lado la idea de que esta variante es menos peligrosa, especialmente ahora cuando se está propagando entre la población. Particularmente en Inglaterra, ya hay más de 4,700 casos de esta variante y lo más seguro es que, durante los próximos días, ómicron sea la principal a lo largo de Londres.

El Primer Ministro ha aprovechado el anuncio para incentivar a que las personas vayan por su dosis de refuerzo, ya que se ha detectado que ómicron es más transmisible que la variante delta y que además las vacunas ofrecen una menor protección contra esta.

Getty Images.

Esta nueva información contrasta bastante respecto a la entregada hace una semana por el gobierno de Estados Unidos. Anthony Fauci, médico experto en epidemiología y asesor de la Casa Blanca, aseguró que los primeros datos conseguidos de ómicron eran relativamente alentadores, pese a que los estudios y análisis en profundidad recién se están llevando a cabo.

Oficialmente, la Organización Mundial de la Salud ha insistido en que ómicron podría tener “un gran impacto en el avance de la pandemia”, aunque todavía es muy temprano para saber exactamente cuáles serán sus alcances. Por ende, el organismo asegura que lo óptimo por ahora sería que los países adopten medidas preventivas ahora ya.

Mientras tanto, la farmacéutica Moderna ya tiene planes para desarrollar una vacuna específica para la variante ómicron, que ya está en fase de pruebas y que, de ser estas exitosas, se comenzaría a desarrollar a comienzos del 2022.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.