Tiger King es una de las series documentales más exitosas de Netflix. Si bien la segunda temporada no ha podido estar a la altura de la primera etapa, su estreno estuvo marcado por un hecho polémico.

Carole Baskin, una de las protagonistas del documental, interpuso una demanda hace algunos meses con lo que buscaba impedir el estreno de la serie en Netflix.

En el recurso, la dueña del refugio Big Cat Rescue, aseguraba que la segunda temporada de la producción contaba con imágenes suyas, pese a que la autorización que ella dio incluía solo la primera temporada.

Sin embargo, como Baskin no obtuvo una orden judicial para impedir el estreno de la serie (se produjo el 17 de noviembre), ella y su marido Howard Baskin decidieron retirar la demanda.

¿Qué pasó?

Una publicación del sitio web del tribunal federal, señala que los Baskin dieron un “aviso de desestimación voluntaria de acción”

Luego de esto, la jueza Virginia M. Hernández, con sede en Tampa, desestimó oficialmente la demanda que los afectados habían presentado “sin perjuicio”, lo que significa que el lío judicial entre Carole y los encargados de la serie llegó a su término.

Cabe recordar que la demanda presentada a comienzos de noviembre, buscaba que Netflix retirara “cualquier uso de las imágenes de los Baskin y del santuario Big Cat Rescue en Tiger King 2 o en cualquier promoción o publicidad relacionada”.

Joe Exotic, el protagonista de la serie documental, actualmente cumple una condena en la cárcel federal en Fort Worth, Texas.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *