Jugar a Pokémon Go durante tus horas de trabajo puede suponerte un gran problema, especialmente si eres un agente de la ley.

En Los Ángeles, dos oficiales de policía han sido despedidos por ignorar una llamada solicitando refuerzos para atender un robo en un centro comercial de California. Los agentes no acudieron porque estaban jugando a Pokémon Go, según documentos judiciales publicados recientemente.

Según las conversaciones grabadas en el sistema de comunicaciones de la patrulla, los oficiales Luis Lozano y Eric Mitchell estaban tratando de cazar un Snorlax, uno de los personajes de Pokémon más difíciles de capturar en el juego de Niantic. Poco después de recibir la llamada de refuerzo el oficial Mitchell alertó a Lozano “que Snorlax acababa de aparecer en el 46 de Leimert”,  dicen los documentos judiciales.

Cuando sus superiores le preguntaron a los agentes por qué no habían ido a ayudar, ambos dijeron que no podían escuchar su radio porque sus vehículos se encontraban estacionados en un área ruidosa.

El incidente ocurrió en abril de 2017, pero se ha dado a conocer este mes después de que ambos agentes intentasen recurrir a la ley para ser reincorporados a sus trabajos. En su apelación, Lozano y Mitchell argumentaron que el departamento de policía de Los Ángeles había violado su privacidad al escuchar sus conversaciones privadas, pero el juez de California desestimó la apelación.

La noticia se suma a la gran cantidad de locuras que se sucedieron con el lanzamiento del juego en el verano de 2016. Desde entonces hemos conocido todo tipo de incidentes, desde caídas accidentales hasta accidentes de tráfico de gente que quería hacerse con todos los personajes.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.