Estas células cerebrales forman dos grupos principales de neuronas que traducen las vibraciones de los cilios en señales químicas que nuestro cerebro puede interpretar. Uno de ellos responde a los sonidos más fuertes y el otro a los de menor volumen. Maison explicó que las neuronas que responden a los ruidos fuertes son más propensas a dañarse primero, por lo que las que están diseñadas para los sonidos más suaves entran en funciones. Cuando eso ocurre, si estás en un espacio callado y tu amigo te susurra, no tendrás problemas para entenderle; sin embargo, si decides ir a una fiesta, ese conjunto de células que aman los susurros se verá abrumado por el ruido de fondo y le enviará a tu cerebro un mensaje confuso e indescifrable.

No existe una prueba concluyente para detectar la pérdida auditiva oculta, pero si tienes dificultades para comprender la conversación cada vez que la mesa en el almuerzo tiene más de unos cuantos invitados, es probable que lo padezcas. Durante los últimos cinco años, Maison señaló que su equipo ha estado trabajando en el desarrollo y la validación de una serie de pruebas como las que se hizo Gendreau, pero los criterios de diagnóstico aún no son definitivos y, por el momento, son pocos los audiólogos que detectan la pérdida auditiva oculta.

Gendreau se sometió a un sinfín de exámenes auditivos e incluso a una resonancia magnética antes de la reciente prueba con Maison. Ninguno detectó su pérdida auditiva oculta. “Fue decepcionante en cada ocasión”, dijo.

En 2017, The Associated Press publicó una prueba en línea que puedes usar en casa, pero no es capaz de proporcionar un diagnóstico. Aun así, los expertos dijeron que si crees que puedes tener una pérdida auditiva oculta porque tienes problemas para seguir las conversaciones cuando hay ruido de fondo o tienes un zumbido persistente en los oídos, vale la pena visitar al audiólogo.

Los investigadores están probando terapias en animales que esperan que ayuden a regenerar las fibras nerviosas dañadas, pero actualmente no hay forma de revertir la pérdida de audición oculta. Si se le diagnostica, los audiólogos recomiendan algunas estrategias que pueden ayudarle a comunicarse mejor.

En lugar de pedirle a alguien que hable más fuerte, pídele que lo haga más despacio, sugirió Sydlowski. Hablar “con más claridad es mucho más eficaz que hablar más alto, que es lo que todos solemos hacer”, dijo.

Una estrategia que recomienda Maison es “asegurarse de que el ruido de fondo está a tus espaldas”. Si estás en un restaurante lleno de gente con un amigo, haz que este se siente contra la pared mientras tú estás de frente a la persona.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *