La escasez de chips y componentes electrónicos hizo que Canon diera marcha atrás a su política de administración de derechos digitales (DRM por sus siglas en inglés) en lo que respecta a sus impresoras y el uso de cartuchos de tinta no autorizados, por lo que ahora permite a sus clientes utilizar repuestos no autorizados.

De acuerdo con un reporte consignado por el portal Ars Techinca, Canon puso a disposición de sus usuarios en Alemania un manual en el que explica cómo utilizar cartuchos de repuesto no autorizados.

La solución, explica el artículo, es simplemente presionar el botón «Ok» en el cuadro de diálogo que aparece en la computadora al momento de conectar con cartucho de tinta no autorizado por Canon.

El artículo de soporte publicado por Canon ofrece más información sobre por qué está permitiendo usar repuestos no autorizados, cuando anteriormente la práctica era inhabilitar, mediante un reconocimiento de hardware, el uso de cartuchos que no fueran fabricados por Canon.

«Debido a la escasez de semiconductores y componentes electrónicos enfrentamos dificultades para conseguir ciertos chips usados en los consumibles de nuestras impresoras multifuncionales», explica Canon.

A grandes rasgos, los cartuchos de tinta autorizados por Canon integran un chip que la impresora valida para reconocer el repuesto como autorizado. Lo más probable es que Canon también haya realizado una acutalización al software de sus impresoras para habilitar su uso, aun cuando el dispositivo no reconozca el chip en cuestión.

Pese al cambio en su política de uso, la empresa dijo que los cartuchos genéricos no ofrecerán las mismas funciones que los originales, como emitir una alerta cuando el nivel de la tinta sea bajo y requiera un cambio.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *