“Durante toda mi carrera, escuché esta frase: ‘Sé tú mismo en el trabajo’, y eso significaba usar un toque de color en la ropa”, comentó Darrisaw. “Ahora significa dedicar tiempo a la meditación con tu equipo y reservar momentos para las conversaciones sobre cómo la empresa está apoyando a la comunidad”.

Jacquelyn Carter, de 26 años, no pensaba que fuera a dejar su trabajo al inicio de la pandemia. Trabajaba en una organización sin fines de lucro en Houston y su madre, que había trabajado en el mismo lugar durante 30 años, le había enseñado que era importante permanecer en un equipo el mayor tiempo posible.

No obstante, los desaires empezaron a acumularse. Algunos compañeros olvidaban su nombre con frecuencia. Otros hablaban por encima de ella en las reuniones. Un directivo de la organización calificó una idea suya como “estúpida”. Y, como mujer negra, se encontró con comentarios insensibles por parte de colegas blancos.

“Cuando consigues estar en casa, en tu propio espacio, te das cuenta de que no tienes que lidiar con que alguien se cruce contigo en el pasillo y comente algo sobre tu pelo”, opinó.

Vio videos en TikTok de otras personas que celebraban su decisión de dejar trabajos que no les gustaban —conocidos como QuitTok—, con canciones en sus publicaciones como “Bills, Bills, Bills” de Destiny’s Child y “Money” de Cardi B. Un ejemplo excelente del género: un trío de mujeres baila con un texto que dice: “La empresa prefiere perder a 3 empleadas fiables y trabajadoras que arreglar su gestión tóxica”.

Carter decidió que un colega malvado era una razón tan buena como cualquier otra para dejar a su empleador, así que empezó a buscar nuevas oportunidades. Entonces se unió a la empresa de Darrisaw.

Los mensajes de despedida a los malos jefes también inspiraron a algunos a pasar de las ventas minoristas a los trabajos de oficina, como Kristofer Flatt, de 23 años, que trabajaba en un gran almacén de Arkansas. Dijo que sus gerentes ignoraron sus súplicas de tener más equipo de protección, le dieron tareas que consumían mucho tiempo sin explicaciones —“cambia el artículo en ese pasillo por carbón en vez de alpiste”— y cuestionaron su solicitud de tomar tiempo libre para un funeral. En la primavera de 2020, renunció y consiguió un trabajo corporativo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.