La alta capacidad de contagio de la variante ómicron del SARS-CoV-2 está obligando a que muchos gobiernos tomen nuevas medidas para evitar los contagios. En varios países la vacunación contra el virus es obligatorias para los trabajadores de la salud, empleados en primera línea y otros grupos de alto riesgo, como los adultos mayores.

Ahora en Canadá, concretamente en la provincia de Quebec, la vacunación no solo será obligatoria para todos, sino que comenzarán a aplicar un impuesto extra a aquellos que no se hayan vacunado.

El primer ministro de Quebec, François Legault, anunció esta semana la medida de la que actualmente no hay precedentes en el mundo. El mandatario dice que aunque solo el 10 por ciento de los residentes de la provincia no están vacunados, estos representan el 50 por ciento de todos los pacientes que se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos de los hospitales.

1/2 Même si les adultes non vaccinés représentent 10% de la population, ils représentent la moitié des hospitalisations-COVID aux soins intensifs.
C’est un fardeau énorme sur notre réseau de la santé. pic.twitter.com/bykpvPAmX1

— François Legault (@francoislegault) January 11, 2022

El gobierno de Quebec considera que los no vacunados deben pagar por la presión que están ejerciendo sobre el sistema de salud público con un impuesto adicional. “El 10% de los quebequeses que aún no ha recibido ninguna dosis de vacuna no debe dañar al 90% que sí, dijo Legault.

Respecto a la cantidad del impuesto, algunos medios locales estimaron que sería de una cantidad superior a unos $100 dólares y que comenzaría a cobrarse en las próximas semanas. De momento el gobierno no ha especificado cuál será el importe de este gravamen sobre los ciudadanos no vacunados de la región, pero las autoridades señalaron que será una cantidad bastante significativa.

Recomendaciones del editor










Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *